El proyecto parte de reconocer críticamente a la vivienda tipo cajón, como el emergente más difundido de la arquitectura en conurbaciones desde mediados del siglo pasado, su influencia en la transformación del hábitat contemporáneo y su identificación en la sociedad vinculada a la vivienda mínima.

La caracterización tipológica presenta:
● Distribución centrifuga extrovertida, si bien se mantiene la distinción frente–contrafrente, se proyectan todas las fachadas laterales como un objeto único.

● Distribución funcional compacta de restringidas dimensiones, con la previsión para futuro crecimiento en planta alta.

● Se resuelve la carencia de relación con el entorno, mediante aventanamientos a galerías/pérgolas como espacios de transición al exterior.

● Volumen cúbico apenas quebrado.

● Construcción tradicional en base a materiales simples y técnica de mampuestos portantes (ladrillo visto exterior/interior)

● El criterio de implantación está subordinado a la ubicación de la calle.